5 hábitos que nos hacen económicamente saludables y felices

Cuando se trata de dinero, algunas mujeres tienen un enfoque similar al avestruz: prefieren esconder sus cabezas en la arena que revisar sus saldos bancarios. Otras sacan todo lo que tienen en los bolsillos de sus pantalones, dejando que las emociones o las circunstancias guíen sus decisiones financieras.

Es muy importante afrontar el control de nuestras finanzas, formando hábitos que nos hacen económicamente saludables e incluso felices. Como Jennifer Kruger, Subgerente de la sucursal del centro de inversiones de Fidelity inversion Park Avenue, quien explica: «cuando desarrollamos buenos hábitos financieros, sentimos que tenemos el control de nuestras vidas y estamos mejor preparadas para cualquier situación que pueda llegar a sucedernos sea buena o mala».

A continuación te traemos los cinco hábitos que nos hacen económicamente saludables y felices los cuales debemos seguir para empezar a construir una vida económicamente saludable:

  1. Automatizar sus ahorros:

    Las mujeres pueden construir un nido de huevos sin siquiera pensar en ello, al automatizar sus ahorros, dice Elle Kaplan, experta financiera y fundadora de Lexion capital. «Piense en esto como una manera de conservar su fuerza de voluntad para lograr hábitos saludables», dice. Una forma de automatizar el ahorro es establecer una parte de sus ingresos que se depositará de su pago, en su cuenta de ahorros cada mes. Kaplan recomienda dedicar el 20 por ciento de sus ingresos para generar ahorros o a un fondo de jubilación cada mes.

    O bien, siga el ejemplo de Vanessa Prat, de 32 años, usando una aplicación, con solo un click, pasa dinero de su cuenta de nómina en cantidades muy pequeñas a su cuenta de ahorros, «me voy para en la App doy click y luego me olvido de ella, así que cuando después reviso mi cuenta, me sorprende gratamente ver dinero adicional dentro de ella.», dice Prat.

  1. Metas a corto y largo plazo de ahorro:

    Las mujeres cada vez más deben establecer metas de dinero tanto a corto como a largo plazo, se deben definir valores exactos para lograrlos. «este es un primer paso importante en el desarrollo de su hoja de ruta financiera personal, y usted querrá volver a visitar estos objetivos durante cualquier evento de la vida importante, como casarse o comenzar un nuevo trabajo», dice Kruger. «si no sabes a dónde vas, es mucho más difícil saber cómo vas a llegar allí».

  2. Usar sus tarjetas de crédito inteligentemente:

    Es muy tentador usar sus tarjetas de crédito para cualquier cosa, desde pagar por un café o algo de mayor valor, como pagar su alquiler. Pero como nos dice el entrenador financiero y fundador de la riqueza Mary Beth Storjohann señala: Las mujeres de finanzas saludables saben que cada uso de la tarjeta de crédito tiene el potencial para impactar su puntaje de crédito, por lo que son muy escogidos cada cuánto y cómo utilizan sus tarjetas de crédito. Cuando usted usa sus tarjetas, «Acostúmbrate al hábito de revisar su puntaje de crédito anualmente», dice, «y ser responsable pagando saldos en su totalidad cada mes, o más que del pago mínimo, para ahorrar intereses acumulados».

  3. Elimina la emoción de tener el dinero:

    «El control de sus lazos emocionales con las decisiones monetarias es vital para convertirse en un experto en el manejo del dinero», dice Kaplan. De lo contrario, mejorar sus finanzas será una tarea muy difícil. Sacar la emoción del dinero puede ser tan simple como analizar por qué has tomado ciertas decisiones con el dinero. «por ejemplo, usted puede notar que gran parte de su gasto en el centro comercial está atado a días difíciles en el trabajo», dice Kaplan. «emparejar esos impulsos con hábitos más saludables, como ir al gimnasio en su lugar, es un paso infalible hacia el éxito financiero».

Eso es lo que Maggie White, 27 años, hizo cuando se dio cuenta de que sus ahorros disminuían. «estaba sacando dinero            cada mes para pagar mi tarjeta de crédito», dice. White miró por encima de sus gastos, y rápidamente vio que su gasto                excesivo tenía un patrón: «yo estaba gastando más al final del mes, el momento con más estrés en nuestra oficina», dice.            Una vez que me di cuenta de esta situación pude controlarlo y crear hábitos más saludables.

  1. Saber cuándo decir sí y cuándo decir no:

    Es difícil rechazar una invitación a un bar de un amigo que no has visto en meses. Pero las mujeres inteligentes financieramente saben que $15.000 de una margarita puede traer problemas de dinero. «no es necesario decir que no a todo, pero abstenerse de los artículos que pueden dañar su plan financiero es muy importante.  Como evitar comer fuera de casa y las compras de impulso, ayudará a mantener sus finanzas en orden», dice Storjohann.

Por supuesto, usted debe aceptar los gastos de educación porque te generan valor, y con un porcentaje alto ellos pueden            aumentar tus ingresos, dice. «tomar clases de educación continua y reunirse a pasar tiempo con un mentor aumentará su            poder de ganancia y su habilidad para ahorrar», dice Storjohann.

Esa actitud la tomo Brianna Campbell, de 24 años, quien pagó una clase para tener las mejores prácticas SEO de su                   bolsillo. «mencioné mi nuevo conjunto de habilidades a mi Manager y me ofrecí a asumir algunas tareas adicionales que               mantienen el sitio web de nuestra empresa», dice. «unos meses después, en mi revisión anual, me enteré de lo mucho que           esa clase me sirvió.»

Con los ahorros que tuve puedo pagar más que el costo de la clase.

Conclusión

Ya saben chicas a animarse y empezar a seguir estos hábitos para tener una vida saludable además de ser felices

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.